Radiación intercultural en nuestra piel

Pues sí, ya llegó. Y nos parecerá mentira, pero esto llega a su fin. O a su comienzo, según se mire. Ya que el fin de esta experiencia en la que os habéis inmerso como familia supone el comienzo de una nueva, pero sin fecha de fin. Como volver de la playa en pleno agosto con el olor a sal y a arena en nuestro cuerpo después de haber disfrutado de un merecido día de esparcimiento, el bagaje que nos deja este programa de aprendizaje intercultural se nos queda igual de impregnado, con la diferencia de que no se va ni con una ducha ni con la aspiradora. Sino que se incrusta, nos cala por dentro y acaba formando parte de nosotros mismos, de nuestra familia, de nuestro entorno, de nuestro hogar.

Sigue leyendo “Radiación intercultural en nuestra piel”

¡Una familia de familias!

Llegados a este punto de nuestra experiencia virtual, esta gran comunidad crece.

Los papás y mamás actuales pasáis ya a ser veteranos blogueros 😉 porque ahora son muchas ya las familias que llevan meses y meses preparando su viaje intercultural con AFS a través de la participación de su hijo o hija (¡o incluso de ambos a la vez) en el extranjero. La fecha del despegue se acerca y quién mejor que vosotros y vosotras, familias actuales de AFS, para apaciguar la incertidumbre, calmar la inquietud, pero sobre todo destacar el enriquecimiento de esta oportunidad que habéis decidido dar a vuestros hijos.

Sigue leyendo “¡Una familia de familias!”

El satisfactómetro

Hay una dinámica que usamos mucho en las actividades de AFS que, aunque tenga su propio nombre, aquí entre nosotros podemos definirla como el “satisfactómetro”. Seguro que si habéis asistido a alguna de las actividades para familias organizadas por el voluntariado de vuestra zona, la conoceréis. Es tan simple como reveladora:

Sigue leyendo “El satisfactómetro”

El poder curativo de escuchar

A veces vamos al cine o dejamos la televisión puesta y empezamos a ver una película que no hay por dónde cogerla. Los primeros minutos a veces nos cuestan, son intensos pero lo damos todo intentando descifrar quién es cada personaje o por dónde va la trama. Desde la comodidad de nuestro asiento, nos limitamos a observar haciendo un mínimo esfuerzo por mantener nuestros sentidos del oído y de la vista lo más activos y atentos posibles.

Sigue leyendo “El poder curativo de escuchar”

¿Alguien me recibe?

Seguro que muchos de los lectores que paséis por aquí habéis tenido sueños fatídicos de esos en los que nos falta algún sentido o nos falla alguna habilidad. ¡Qué cruel nuestra mente! Ahí, retorcida, haciéndonos sufrir sin dejarnos correr porque nos fallan las piernas o sin poder gritar cuando necesitamos ayuda en medio de una situación desesperante o de riesgo. Uff… incluso escribir estas líneas provoca angustia.

Sigue leyendo “¿Alguien me recibe?”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑