Ser Familia Global

¡Cómo cambia la vida en un año! Cuando piensas que tienes todo bajo control, bien organizado y planes a medio plazo, de pronto debes afrontar una situación inédita que te hace replantearte todo.

Todas y todos pasamos por lo mismo hace un año, tanto a nivel personal como a nivel profesional. Nos hemos enfrentado a un año muy difícil, muy duro y lleno de incertidumbre; y AFS, como organización internacional, arrostró una de las épocas más arduas en sus más de 100 años de historia.

Sin embargo, doce meses después, en AFS nos invade la alegría por haber podido retomar nuestros programas de aprendizaje intercultural para jóvenes y familias. Y después de tantas adversidades, ¡hoy queremos celebrar!

Familias Globales

Queremos celebrar a las familias anfitrionas que abren su hogar al mundo. Queremos celebrar a esas familias que, a pesar de la situación actual, apuestan por la Educación Intercultural de jóvenes, dándoles la oportunidad de adquirir nuevos valores y desarrollar nuevas habilidades. ¡Queremos celebrar a todas las familias globales!

En AFS hablamos de familias globales porque ser familia anfitriona para estudiantes extranjeros es brindar una conexión para todos sus miembros, un aprendizaje y un crecimiento significativo. Ser una familia global no solamente consiste en acoger estudiantes extranjeros en casa como comúnmente se cree y actuar como un hotel. Ser familia global es formar parte de una comunidad mundial unida por valores de respeto y de reconocimiento de la diversidad.

Acostumbrarse al cambio de rutina

Al principio de esta entrada hablábamos de cómo algo inesperado puede romper nuestra rutina. En cambio, un tiempo después te das cuenta de que te has acostumbrado a esa “nueva realidad”. Algo parecido sucede cuando una familia decide abrir su hogar a un estudiante internacional.

Son muchas las dudas que nos asaltan, los miedos y las preocupaciones, la necesidad de cambiar nuestra rutina y nuestra comodidad para adaptarnos a una nueva situación: ¿qué necesidad tendré yo? Pensamos. Sin embargo, después de un tiempo, nos damos cuenta de que toda esa incertidumbre que nos embargaba al principio se convierte en rutina, se vuelve natural. Y si vamos más allá: se vuelve divertida. Porque una experiencia AFS es sobre todo una aventura para disfrutar compartiendo.

Muchas familias habéis dado ese paso aun en la situación actual. ¡Y queremos animar a más familias! El próximo curso llegarán a nuestro país jóvenes con mucha ilusión por vivir esta experiencia y queremos que otras muchas familias tengan la oportunidad de disfrutarla.

¡Os invitamos a compartir cómo está siendo vuestra experiencia de familias globales con AFS para animar a más familias!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: