Con-Prendiendo

Con-prendiendo es transformar la convivencia en aprendizaje mientras comprendemos las diferencias de los demás. Con esta premisa arrancamos el blog de hoy vamos un poco más allá preguntándoos: ¿qué tan de acuerdo estáis con esta afirmación?

La convivencia es la base de todos los programas AFS, y como familias participantes tanto de envío como de recepción, conocéis bien el fundamento de nuestras experiencias. Pero podemos ir más allá afirmando que la convivencia es el cimiento de la humanidad.

El filósofo chileno Humberto Giannini dedicó gran parte de su obra a reflexionar sobre la convivencia humana. Éste fue el objeto de su atención y pasión intelectual. De hecho, uno de sus mayores aportes, que tan relevantes son hoy en día dentro de un programa AFS, es recordarnos que la humanidad no se logra en soledad, sino que exige hacernos disponibles para el encuentro y la convivencia con otros.

¡Cuánto significado esconden estas palabras!

WhatsApp Image 2018-10-15 at 13.51.02.jpegSeguramente en nuestro día a día no somos muy conscientes del significado de conceptos como humanidad, sociedad, disponibilidad, encuentro o convivencia. Sin embargo, rigen el destino de nuestra cotidianeidad. Pero el hecho de meternos de lleno en una experiencia de carácter intercultural quiere decir que – al igual que Humberto Giannini tenía una preocupación por la convivencia social – sentimos una cierta inquietud por el rumbo de la humanidad. Esos conceptos que nos suenan lejanos en nuestro día a día, por dentro – de alguna manera – nos preocupan, los conocemos y somos conscientes de ello, aunque no nos paremos a reflexionar, cual filósofos, durante nuestra rutina diaria. Pero ahí, quizás de manera inconsciente, subyace el motivo por el que participamos en experiencias que aumenten nuestra comprensión del mundo. De alguna manera queremos conocer lo que nos rodea, dar a nuestras hijas e hijos la oportunidad de descubrir las diferencias y aprender de ellas.

Pero adquirir este conocimiento nos cuesta un esfuerzo. ¡Y cómo cuesta! Abrimos nuestro hogar al mundo, a lo desconocido, o nos separamos de nuestros hijos por muchos meses. Pero la recompensa siempre llega. Por eso, aunque quizás Giannini no lo manifestaba de forma explícita en sus reflexiones, esa convivencia social requiere también de paciencia. Mucha. En cambio, también provee una gran recompensa. Mucha.

La experiencia y trayectoria de AFS nos ha hecho ver muchos momentos en los que, tras haber decidido dar el paso a sumarse a la experiencia de convivencia, queremos tirar la toalla, desistimos y deseamos volver a nuestra zona de confort. No obstante, esa misma experiencia y trayectoria nos ha hecho ver también que la recompensa, el beneficio y el fruto de ese esfuerzo es muy positivo. No solamente a nivel personal, como individuales, sino, como afirma Humberto Giannini, para la convivencia humana.

Llegados a este punto, ¿cómo veis vosotras y vosotros la convivencia? ¿Qué aprendizajes del mundo estáis adquiriendo?

¡Queremos seguir contando con vuestra participación en los comentarios!

4 comentarios sobre “Con-Prendiendo

Agrega el tuyo

  1. Esta experiencia que estamos teniendo como familia anfitriona nos ofrece muchas ocasiones para Con-prender.
    Son muchas las cosas en las que nos sentimos diferentes de nuestro hijo tailandés, en especial la comida, pero también la educación, la forma de expresarnos o demostrarnos el cariño…. Esto nos hace valorar más el esfuerzo que está realizando para integrarse en nuestra familia, en su colegio y en nuestro entorno. Y nosotros también intentamos que para él resulte un poco más fácil, a pesar de que la comunicación verbal todavía no es muy fluida por el desconocimiento del idioma. Pero con ganas y mucho cariño vamos poco a poco avanzando en este camino en el que cada día no sólo él, sino también nosotros vamos aprendiendo que si estás abierto a conocer al otro y entenderlo todo es posible. Creo que la palabra disponibilidad es muy hermosa y define muy bien la actitud que tenemos las familias anfitrionas.

    1. Hay muchas palabras que definen la actitud de las familias anfitrionas, Begoña, y de las que iremos hablando en el blog durante este año 🙂 Disponibilidad, como dices, es una de ellas. Pero sobre todo la ilusión, el cariño y la voluntad que demostráis estar poniendo en esta experiencia son otras muy importantes. ¡Saludos y muchas gracias por compartir!

  2. La verdad es que no siempre es fácil. En casa cada uno tiene su carácter, manera de ser y criterio por lo que a veces hay momentos de pequeñas disputas que acaban por resolverse claro. Pero en el trabajo y en relaciones sociales (amigos, clubs, asociaciones, etc…) la cosa es más complicada porque no todo el mundo está por labor de buscar una buena convivencia ya que para algunos, no hay obligación de llevarse bien con todo el mundo y tampoco les parece necesario ya que comparten poco tiempo…
    Se equivocan sin duda, y yo no creo que sea tan difícil si se ponen en práctica la tolerancia y la empatia. Hay que aprender a escuchar y a compartir porque se aprenden TANTAS COSAS INTERESANTES!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: