Interculturalidad… y manta

Porque por fin llega la lluvia. Y es que, aunque traiga con ella unos días un poquito más cortos y oscuros, por suerte seguimos contando con unas horas de luz al año por encima de la media en nuestro continente. Ese extra es lo que nos hace ver que siempre hay un rayo de luz, un pequeño haz con sus partículas luminosas que nos permita ver que no todo es oscuro.

aranda-clara-ypscnh15-can-6.jpg
Planes de invierno para familias y jóvenes AFS

En AFS somos expertos en convertir esas tinieblas en aprendizajes, beneficios y fortaleza para nuestro día a día como participantes, familias de envío y familias anfitrionas. Para ello, necesitamos solamente vuestra confianza, proactividad sobre todo porque sin ganas poco se consigue y… ¡una manta! Sí, sí: una manta. De ganchillo, ignífuga, eléctrica o sintética. Las mantas son siempre el mejor aliado en estas tardes tenebrosas de otoño incipiente. Como si un conductor de electricidad fuese, una manta compartida al contacto de cuerpo con cuerpo es el medio que nos anima a compartir nuestr

os sentimientos, emociones y dar rienda suelta, mientras nos sentimos protegidos, a la comunicación. Esta es una práctica que os invitamos a todos a llevar a cabo: la comunicación. Por supuesto que la manta, tema central de nuestra entrada de hoy, también. Pero cualquier excusa es buena siempre para estimular una comunicación activa y mantener un diálogo sobre nuestro estado de ánimo.

PaulaValdeornillos_CAN14 (4)
Paula durante su experiencia otoñal en Canadá

Como sabéis, en AFS Intercultura contamos con una estructura de seguimiento y apoyo cuya función, como decíamos al principio, es convertir esa oscuridad, que muchas veces viene dada en forma de inadaptación cultural o malentendido lingüísitco, en algo muy provechoso y en muchos aprendizajes. Pero es que justamente la polea que mueve esa estructura de apoyo y de tutorías que tanto el equipo técnico como el voluntariado de AFS llevan a cabo es la comunicación.

Ser capaz de transmitir abierta y honestamente nuestras inquietudes es esencial para el correcto desarrollo de una experiencia de aprendizaje intercultural. Por eso, con manta o sin manta conductora, a lo que os animamos con esta entrada quincenal es comunicaros, hablar, dialogar, conversar, compartir emociones, impresiones, dudas y cualquier intranquilidad que ponga en riesgo vuestra experiencia.

Como decimos siempre: tanto como familia de envío, familia de recepción o como participante en el extranjero, en cualquier área de participación de AFS, la capacidad de relacionarnos entre nosotros, de escucharnos y dialogar es lo que nos permite conocernos. Y al conocernos es cuando logramos de verdad sacar el provecho de esta experiencia de retos a la que voluntariamente, y con mucha motivación, nos exponemos.

Os animamos desde AFS a aprovechar estas tardes otoñales a profundizar en las relaciones interculturales y, sobre todo, a compartir con nosotros a través de este blog esas reflexiones, esas conversaciones que os acercan y acortan las distancias a pesar de las diferencias culturales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: