¿Alguien me recibe?

Seguro que muchos de los lectores que paséis por aquí habéis tenido sueños fatídicos de esos en los que nos falta algún sentido o nos falla alguna habilidad. ¡Qué cruel nuestra mente! Ahí, retorcida, haciéndonos sufrir sin dejarnos correr porque nos fallan las piernas o sin poder gritar cuando necesitamos ayuda en medio de una situación desesperante o de riesgo. Uff… incluso escribir estas líneas provoca angustia.

Pero como nos gusta poneros a prueba y al límite con nuestras lecturas, no penséis que cambiamos de tema y ahora vamos a hablar de otros tipo de sueños, más felices y alegres. No. Vamos a seguir pinchando y rascando un poco, estimulando esa incomodidad que a veces la introspección nos causa.

Entonces, ¿por dónde íbamos? Ah sí. La angustia… Pero más angustia produce el hecho de saber que estas situaciones se producen en la vida real, ¿verdad?

Vale que en un sueño te rodeen 3 engendros con intenciones visibles de atacarte y no puedas correr. O que estés en mitad de un desierto o al borde de un abismo y necesites pedir ayuda, pero por mucho que grites no sale ni una sola nota de voz. La cosa se complica cuando extrapolamos estas situaciones a nuestro plano intercultural.

Y aquí es donde viene la parte jugosa, jugosa.

¿Os imagináis interactuar con una persona que no tiene las habilidades de transmitir lo que necesita en ese momento por mucho, muchísimo que quiera?, ¿os ha pasado estar en un entorno, que no es el vuestro, y querer hacer cosas sin saber por dónde empezar o hacia a dónde tirar? ¡Qué angustia!

Todos estos escenarios lo que crean es un conflicto, en mayor o menor grado. Pero cuando esta adversidad tiene lugar durante una experiencia de aprendizaje intercultural, el grado de conflicto aumenta porque interfieren muchos factores.

Recurso 10Pero en AFS conocemos herramientas que nos permiten aplacar estos conflictos y llegar a soluciones y escenarios apacibles. Y si hay una herramienta que nos encanta, tan útil y necesaria dentro y fuera de AFS, es la escucha activa.

Esta técnica específica de la comunicación humana se utiliza para comprender e intervenir en la resolución pacífica y no violenta de los conflictos.

La escucha activa es un término genérico para definir una serie de comportamientos y actitudes que preparan al receptor a escuchar, a concentrarse en la persona que habla y a proporcionar respuesta1. Implica asimismo, entre otros aspectos, ofrecer disponibilidad y mostrar interés por la persona que habla2.

Por eso, mamás y papás anfitriones de AFS, os preguntamos: ¿conocéis o habéis aplicado esta técnica durante vuestra experiencia de recepción? Seguro que sí, obviamente, pero nos gustaría destacar que uno de los mayores impedimentos de esta estrategia es quitar importancia a lo que la otra persona dice por el hecho de tener creencias distintas.

Uno de los elementos que hacen más efectiva la escucha activa es conocer e interpretar el lenguaje verbal y corporal de las personas, por eso, para las familias que tenéis un hijo en el extranjero puede que sea un poco más complicada aplicar la escucha activa a través del teléfono, WhatsApp o Skype, por ejemplo. Pero podéis animarlos a practicarla con sus familias anfitrionas en el país donde se encuentran.

En unas semanas, volveremos a retomar este tema y describiremos más en profundidad cómo aplicar la escucha activa para que esos monstruos oníricos nos permitan sacar el máximo provecho de todas las aventuras interculturales.

Os animamos a compartir con nosotros ejemplos vuestras reflexiones sobre el tema de la conversación en un plano intercultural.


  1. Stapleton, Laura M. (2008) (en inglés) Toward Present Listening: Practices and Verbal Response Patterns in Small Groups of Teacher Candidates and University Supervisors, pág. 15. ProQuest. En Google Books. Consultado el 21 de abril de 2014.
  2. Estanqueiro, Antonio ()2006 Principios de comunicación interpersonal: para saber tratar con las personas, pág. 63. Narcea Ediciones.

Un comentario sobre “¿Alguien me recibe?

Agrega el tuyo

  1. Nosotros tenemos una hija en Suecia, Maria y a través del Whats app, con ella y con la familia, intuimos que las cosas van muy bien y estamos muy tranquilos. La verdad es que la escucha ha funcionado pero siempre mediante la tecnología ;)))
    En casa, en Bcn, tenemos una estudiante Austriaca, Lucia, con quien empezamos con muchas dificultades y a través de los buenos consejos de nuestra tutora y por supuesto mucha escucha, activa, inactiva y sobretodo cariño, hemos ido desbloqueando muchos detalles que aunque tontos, eran grandes por la falta de comunicación y gracias a sobremesas, en las que con paciencia hemos ido conociendo mejor su forma de ser y poder explicarle la nuestra ahora la convivencia es un placer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: