Todo lo que necesitas es amor… ¿y chocolate?

En AFS preguntamos recientemente a nuestros participantes a través de las redes sociales que describieran su experiencia intercultural con 5 emoticonos. El resultado ha sido fascinante. Mientras una gran parte de las respuestas contenía corazones, caras sonrientes y banderas de los países que nuestros participantes consideran ya sus segundas casas, un emoticono ha sido el más popular de todos. ¡¡¡Comida!!!

experiencia-afs-5-emojisY es que las comidas y bebidas son elementos culturales bien conocidos y que, mucha gente relacionada con la interculturalidad, lo sitúa en la punta del iceberg cultural. Esto significa que cuando descubrimos un nuevo lugar o una nueva cultura, las diferencias y similitudes con la comida serán uno de los primeros elementos que llamarán nuestra atención. Explorar diferentes tipos de comidas y de dietas será una forma emocionante de entrar en contacto con un lugar y de atraerte para profundizar y sumergirte más en esa cultura en busca de otras impresiones.

Un reciente artículo del centro internacional de recursos educativos, el ICEF, asegura que la comida juega un papel muy significativo en la satisfacción y en la experiencia de los estudiantes de intercambio. No queremos decir que la comida ensombrezca los beneficios educativos ni las oportunidades de aprendizaje personal que constituye una experiencia de AFS en el extranjero, pero desde luego, parece ser que la comida es un aspecto muy importante a la hora de auto valorar la propia experiencia. Incluso desde vuestro punto de vista: el de las familias AFS. Pero ¿por qué?

valeria-sanchez-cumple-hong-kong-ypscnh16-hgk-1
¿Quién sabe cuando vas a tener la oportunidad de celebrar tu cumpleaños con una tarta… verde en Hong Kong?

Parece ser que los estudiantes son hoy personas más interesadas en su dieta y alimentación que en el pasado. A día de hoy, la importancia de la salud y el estado físico ha tomado una relevancia que quizá no era tan notoria en el pasado.  Además muchas personas tenemos una necesidad de comer alimentos que nos resultan familiares tras un tiempo fuera de casa. ¿Os ha pasado alguna vez estar en una cultura diferente y desear muy fuerte hincarle el diente a vuestro plato favorito? Algunos estudios parecen apuntar a que si esta necesidad no se consigue satisfacer, entonces podría ensombrecer otros aspectos de la experiencia. Y es que mientras que explorar la dieta local puede ser un aspecto muy emocionante de una experiencia en una cultura diferente, también puede ser muy estresante y puede contribuir a incrementar el shock cultural.

 

Por ello, como familia anfitriona os animamos a interesaros por los platos favoritos de vuestros estudiantes, incluso pedirle que os los cocinen un día u os enseñen a cocinarlos… ¡veréis qué oportunidad más suculenta y divertida de tener la oportunidad de conocer nuevos sabores y dietas sin salir de casa!

Y como familia de envío, podéis animar a vuestros hijos que están conviviendo con su familia anfitriona en el extranjero, a que saquen sus habilidades culinarias a relucir y que se marquen una buena tortilla de patatas, por ejemplo. ¿Lo han intentado ya? Se sentirán, por un lado, cerca de vosotros, pero además su familia anfitriona lo sentirá todavía más cerca.

En conclusión, la comida es un elemento, por simple que parezca, que forma parte importante del proceso de adaptación, reconocimiento y aceptación de una nueva cultura. Pero sobre todo, el hecho de compartir mesa es la excusa perfecta para conocernos y comprendernos. La comida, a pesar de las diferencias entre ciudad y ciudad, región y región, país y país, nos acerca.

¿Qué anécdotas habéis vivido con la comida como familias AFS?


Seguramente a todas las familias anfitrionas actuales os suene este artículo. Pues aparece como lectura recomendada en el mes de noviembre del cuadernillo del itinerario formativo para familias anfitrionas. Este es un buen momento para recordarlo, releerlo y reflexionar sobre cómo la comida mejora la convivencia.

Este artículo es una adaptación al castellano del original escrito por Milena Miladinovic, escritora senior y especialista en marketing social de AFS Intercultural Programs en Nueva York, publicado en AFS Perspectives.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: