La espera merece la pena

En esta época, en la que estamos llenando una maleta de 23kg con incertidumbre, nervios e incluso desconfianza a veces, es muy oxigenante echar la vista atrás. Eso nos permite revivir experiencias que con mucha vacilación e inseguridad antes del despegue, se acaban convirtiendo en una oportunidad de transformación, de cambio.

Ésta es una oportunidad única para nuestros hijos en la que cualquier situación, ya sea más positiva o incluso algo adversa, va a suponer un aprendizaje. Y eso es lo que rescata Francisco Javier.

“Nuestro hijo acaba de regresar de su programa anual en Estados Unidos con AFS. Queríamos escribir nuestra satisfacción por el buen trabajo del personal de AFS tanto en España como en los Estados Unidos.

La elección de Estados Unidos se debía a que tenemos familia en el estado de Texas y nos hubiese gustado que los tuviera  cerca. No obstante nos aconsejaron que estaría mejor alejado de ellos para que la inmersión en la cultura del país y el aprendizaje del idioma fuese mejor y efectivamente ha sido un acierto.

Fueron meses de incertidumbre hasta que nos llamaron 30 días antes de su partida para comunicarnos una familia donde desde el primer momento se encontró rodeado de cariño y felicidad. Un sentimiento que hemos podido corroborar en una visita personal que realizamos a la familia para agradecerles de corazón la recepción y el trato que le han dado a nuestro hijo, se ha sentido como un miembro más de la familia.

Javier Landa, USA YPscNH15 (2)
Francisco Javier (a la derecha) con su familia anfitriona en Estados Unidos durante su experiencia AFS.

Se ha creado un vínculo inexplicable entre ambas familias, hemos compartido momentos y sentimientos que nunca olvidaremos después de nuestro fin de semana con ellos. Pero no solo se le ha proporcionado un entorno acogedor a mi hijo sino también un lugar enriquecedor donde ha crecido como persona desarrollado capacidades en todos los ámbitos de su vida: personal, social, resolutivo etc.

Ahora es más competente para afrontar dificultades en su día a día. Por último nos gustaría dar las gracias a todos y a cada uno de los voluntarios y personal que hacen posible el funcionamiento de AFS. Estamos muy satisfechos a la par que felices por su esfuerzo, dedicación, pues siempre han estado ahí cuando lo hemos necesitado. Sin lugar a dudas ha merecido todo el tiempo empleado en la preparación (documentos, vacunas etc.) pues el resultado obtenido no ha podido ser mejor.

Un saludo Ana y Javier.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: