Carta de Sofía a Thomas

“Ha pasado más de un año desde que llegó a nuestro correo la información sobre ti y así, casi sin darnos cuenta, entraste en nuestras vidas. Era la primera vez que íbamos a recibir en casa durante tanto tiempo a una persona ajena a nuestra familia; todo eran incógnitas y dudas. ¡Además, eras un adolescente! Una edad difícil, según los expertos, en la que los cambios de humor son frecuentes y las conductas a veces, inexplicables.

No se me olvidará el día que llegaste. Te estábamos esperando en la estación; cuando llegó el autobús, te bajaste y Vladik dijo: “ese es Thomas, mamá”, y yo contesté: “creo que sí, pero tendremos la confirmación cuando recoja su equipaje, debe traer una maleta muy grande”. Y así fue. En ese instante comenzó nuestra vida en común.

ThomasSilva_USAnh14 (1)
Thomas, el segundo por la izquierda, con su familia anfitriona en España.

“¿Estás cómodo en tu habitación?, ¿Te gusta la comida?, ¿Te molesta Bruce?” ¡Cuántas preguntas se sucedieron las primeras semanas! Estábamos atentos, yo un poco más, a cualquier síntoma que indicara que algo no iba bien. Y así supe pronto que no asistías a clase contento, que ni tus compañeros ni tus profesores te gustaban, que la adaptación al sistema de enseñanza español iba a ser un escollo difícil de superar. Que echabas mucho de menos a tu familia y amigos.

A pesar de todas esas dificultades y ausencias, juntos logramos salir adelante. Compartimos todo aquello que comparte una familia, algún desasosiego y también buenos ratos. Fuimos a la playa, hicimos alguna incursión en la montaña a pesar de que me advertiste que no te gustaba andar, fuimos a esquiar, visitamos a la abuela, viajamos en Navidad y en Semana Santa y compartimos celebraciones con familiares y amigos.

Los meses transcurrían y tú cada vez te expresabas mejor en nuestro idioma, y aceptabas poco apoco este carácter castellano-leonés tan seco y abrupto a veces.

Por fin llegó la primavera, y con ella empezaste a mostrar una mayor disposición a la conversación y al divertimento. Empezabas a despojarte de la cáscara con la que habías llegado. Yo achaqué el cambio a la pronta finalización de las clases y a la proximidad de tu partida.

ThomasSilva_USAnh14 (2)
Thomas y Sofía, mamá anfitriona.

Supongo que, quizá, mucho de eso había, pero también se estaba produciendo una metamorfosis en ti que hacía que tu percepción del entorno ya no fuera hostil. Aprendimos de nuevo, pues lo sabemos y olvidamos una y otra vez, que los ritmos de adaptación de las personas son muy diferentes, y tú necesitas más tiempo. Por eso, cuando llegaron las despedidas querías irte pero a la vez querías quedarte. ¡Qué dilema!

Nosotros estaremos aquí, esperándote con los brazos abiertos, para recibirte cuando decidas regresar a tu pequeña familia española.

Gracias Thomas, nosotros también hemos aprendido mucho contigo.”


Al igual que Sofía y su hijo Vladik tú también puedes ser familia AFS, abrir tu casa al mundo y vivir una experiencia inolvidable ¡para toda la vida!

¡Más información en nuestra página Web!

4 comentarios sobre “Carta de Sofía a Thomas

Agrega el tuyo

  1. Hola, me llamo Mercedes y espero en septiembre tener esta oportunidad de compartir un año entero o casi con un chico alemán, casi de la misma edad que mi hijo. Los dos estamos entusiasmados. Me preocupa eso realmente, la morriña que sentirá, la dificultad del idioma, aunque hablamos inglés y francés en casa y el también lo ha estudiado. Espero que no sea muy duro para todos. Ya he tenido otros chicos de intercambio, pero era una semana y venían con tutores. Con cariño y sin perder el contacto con los suyos espero que sea lo más leve posible. La carta muy emotiva.

    1. Mercedes, muchas gracias por compartir tus inquietudes y hacernos partícipes de esa incertidumbre tan normal que afecta a todas las futuras familias anfitrionas. Te animamos a ver la experiencia desde el lado de la oportunidad de enriquecimiento, diversión y aprendizaje y verás que esas preocupaciones se van yendo. Por supuesto, en AFS siempre estamos a tu disposición y para eso contamos también con tutores que os acompañarán en esta experiencia. Esperamos seguir sabiendo de vosotros cuando comience la aventura. ¡Saludos! 🙂

  2. Me parece preciosa la carta, pero coincide al 100% con lo que le está pasando a mi hijo Hugo en USA. A partir del mes de febrero está mucho más comunicativo y abierto con sus amigos y su familia. Y es verdad lo del proceso de adaptación que cada persona tenemos un tiempo y la llegada del final de su estancia, aunque les de mucha pena dejar a su familia de acogida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: