“Es una forma de hacer crecer a nuestro hijo desde la distancia”

Dejar ir a nuestros hijos por un mes, tres, seis o incluso once meses a miles de kilómetros de todo lo que conocemos es una decisión que requiere valor. Al igual que cuando abrimos nuestro hogar a una nueva cultura y dejamos entrar lo desconocido a nuestros espacios y rutinas diarias. Pero esos miedos, dudas e incertidumbres se despejan a medida que el tren de la interculturalidad avanza en su recorrido durante el programa. Y no lo dice AFS, aunque por más de 60 años hemos podido observar el beneficio de estas experiencias, sino los papás y mamás que año tras año se suman a estas aventuras que aportan tanto aprendizaje a la familia.

Alberto es padre de envío de un joven que ya lleva 4 meses en Malasia y nos comparte cómo es ese trayecto desde que decidimos subir el primer escalón de ese tren que nos llevar a recorrer y descubrir todas las estaciones de tan enriquecedor viaje.

“Siempre tuvimos claro que nuestro hijo Jacobo debiera pasar por una experiencia en otro país, con la idea se antojaba Reino Unido o Estados Unidos, pero las cosas del destino no hizo que nuestro hijo viva la experiencia, posiblemente más importante de su vida hasta estos momentos, con un año de estancia en Malasia a 30 km de Kuala Lumpur, en un lugar llamado Klang. Desde el primer momento teníamos muy claro que Jacobo debiera poner en práctica todos los recursos que aprendió viviendo en el campo, y era un buen momento para empujarle hacia el camino de la madurez. Durante estos meses hemos aprendido, sin duda, muchas cosas, pero sobre todo algo de lo que uno debe ser consciente: el apego y el desapego. Jacobo Malasia intercambio extranjero AFSEs una forma de hacer crecer a nuestro hijo desde la distancia y acompañarle en ese largo reto de ni más ni menos 12 meses. Es cierto que la adaptación de Jacobo a su entorno malayo, con una gran familia anfitriona, fue muy rápida y eso facilita mucho las cosas, pero en los momentos donde ha necesitado tirar de su familia de España, hemos estado ahí, asumiendo un papel secundario, pero acompañando, ya que tenemos muy claro desde el principio que va a ser una larga aventura, que ya dura 4 meses.

Por otro lado como familia de envío, nos planteamos ocupar el espacio de Jacobo con otro estudiante. A pesar de nuestra composición familiar, ya que tenemos 2 niñas muy pequeñas, pensábamos que iba a ser una dificultad integrar a alguien de otro país en nuestro núcleo, con sus costumbres, su personalidad, su edad, etc… Pero realmente debemos decir que esta experiencia está completando aquello que iniciamos hace casi un año con el envío de nuestro hijo.

Tener a Alice con nosotros también nos ha ayudado a entender las primeras semanas de nuestro hijo, trabajar la comprensión del otro y sobre todo aclarar en cada momento cualquier detalle que pudiera suscitar malentendidos o dudas, más que acumularlos y explotar en cualquier momento. Esto para nosotros ha sido vital y hemos conseguido que nuestra hija verdaderamente esté como en su casa de Minneapolis y sea una más en nuestro entorno.

Como mensaje a todas aquellas madres y padres que estén pensando, dudando o planteándose enviar a sus hijos a vivir una experiencia fuera de nuestro país, si consideráis que están preparados para ello: ¡adelante! No son propiedad nuestra, ellos deben vivir y experimentar como seres humanos hasta dónde pueden llegar y poner en práctica todos esos recursos que quizá no los hayan usado viviendo con nosotros. Sin duda va a ser una experiencia enriquecedora para vuestros/nuestros hijos y para vosotros/nosotros como familias.

No descartamos que Jacobo, antes de que cumpla los 18 vuelva a vivir otra experiencia y por su puesto nuestras hijas, cuando estén preparadas serán participantes AFS. La experiencia está siendo muy enriquecedora a todos los niveles y sobre todo la tranquilidad de ver cómo están organizados estos programas facilita mucho las cosas, desde la confianza.”


¿Qué os llevó a vosotros a embarcaros en esta experiencia?

Os animamos a compartir vuestras historias y experiencias como padres y madres de envío y recepción de AFS.

2 comentarios sobre ““Es una forma de hacer crecer a nuestro hijo desde la distancia”

Agrega el tuyo

  1. Después de ser familia de envío en el 2012 con mi hijo mayor, y familia anfitriona en 4 ocasiones de 4 fantásticos muchachos, se abre ante nosotros el nuevo reto de repetir ” el éxito” con nuestro hijo menor. Y…¿Que supone el ” éxito”? , ¿Una experiencia plena , llena de facilidades,? o ¿Un camino de pequeños retos, y obstáculos, que ir superando y vadeando?. Para nuestro hijo menor, seguir el camino de su hermano era lo natural….. pero como bien dice AFS cada experiencia es única , y las cosas en tu vida siempre tienen un porqué.
    No es necesario buscar la culpa o motivo, sino aceptar las circunstancias y buscar tus oportunidades. En estos meses que se encuentra en el debate diario nuestro sistema educativo, mi hijo , un muchacho crítico con nuestro sistema que le ahoga, uniforma y clasifica;
    Ha tenido que cruzar el mundo para sentirse feliz de asistir al Instituto, para sentirse pleno de curiosidad y disfrutar las horas en la que aprende cosas que despiertan su interés, para conocer docentes que transmiten con pasión su amor por la ciencia, para hacer deporte , en un ambiente donde resalten sus cualidades, para disfrutar de la fotografía , para hacer amigos de todo el mundo , sin distinguir raza, ni religión… , para todo eso, para tanto……
    Cada experiencia es única, auténtica, plena y insustituible.
    Gracias AFS .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: