CHINA NEXT DOOR.

Carmen Treceño es voluntaria de AFS Intercultura en Valladolid y tiene a su hijo Miguel pasando este curso en China con un programa de AFS. Hoy nos cuenta cómo paso el pasado Halloween con los estudiantes AFS del comité. ¡Esperamos que os guste!

Han pasado ya más de dos meses desde que mi hijo Miguel se marchó a China. Me llena de orgullo su coraje para asumir esta experiencia que sin duda le cambiará la vida.

Su familia no habla inglés. Tampoco español, claro. Sólo hablan chino. Así que, de momento, no nos podemos comunicar. Pero yo he empezado a aprender chino para cambiar ese ‘de momento’.

Además, he descubierto que ser voluntaria de AFS me hace sentirle más cerca. Por eso me entusiasmó la idea de celebrar con los estudiantes extranjeros la fiesta de 1 de noviembre. Viendo las fotos, os hacéis idea de lo mucho que disfrutamos.

Estar en contacto con otras culturas a través de los participantes, ayudar a los chicos a integrarse en su nuevo entorno, me hace pensar que China está a la vuelta de la esquina.

Carmen Treceño.

Voluntaria AFS Valladolid.

5 comentarios sobre “CHINA NEXT DOOR.

Agrega el tuyo

  1. Hola Carmen y demás familia AFS
    Yo soy Victoria, la otra madre española que tiene a su hijo en China. Sergio lleva ya allí casi cuatro meses y a mi me está empezando a pesar el tiempo. Al mes de estar allí tuvo un bache importante y entre todos le ayudamos a salir. Ahora le veo muy bien, integrándose y buscando soluciones a las dificultades del día. Por ejemplo, donde está él, al sur de China, no hace suficientemente frío como para poner la calefacción pero tienen menos de 15ºC y una humedad espantosa, el pobre va forrado como un esquimal. No me puedo ni imaginar cómo será cuando vuelva, habrá cambiado muchísimo. Confío en que tenga herramientas para lidiar con esta situación tan dura que tenemos en nuestro país y más que les va a tocar a ellos, nuestros adolescentes de ahora.

  2. Me siento muy próxima a vuestros comentarios que agradezco porque ayudan a tejer esa red de complicidad entre la gran familia AFS.
    Ya os he contado que mi hijo está en China. Y yo sigo echándole de menos todos los días y, no obstante, apoyando esa ausencia.
    Trato de acallar mis miedos leyendo mi decisión en clave de generosidad, de renuncia a lo que me apetecía, para que él tenga esta oportunidad única de vivir otra vida. Una vida dura, cierto, pero rara vez se consiguen ‘tesoros’ sin renuncias y sin esfuerzos, ¿no creéis?
    Hace poco leía un artículo que decía que nuestra actual crisis se asienta en que nos hemos convertido en un país de mediocres, aceptando la mediocridad como el estado natural de las cosas. Y pienso que, quizás, cuando me convertí en madre ‘sending’, sólo pretendía que a mi hijo no lo engullera la marea gris de la mediocridad.
    Estoy convencida que él y el resto de valientes que están viviendo su experiencia AFS, creciendo lejos de nosotros, volverán a casa con un brillo nuevo en los ojos, fruto de la satisfacción de saberse capaces para grandes retos.

  3. Mi hijo estuvo hace dos años en el programa anual en Nueva Zelanda, y fue para él (y para todos) una experiencia magnífica, tanto que este año ha repetido y está en Hungría, y nuevamente encantado de la experiencia, de la familia y del país, y por supuesto de todos los afs que están allí.

  4. En China… ainsss qué lejos! una cultura tan distinta, tan antigua. ¡Bravo por esos chicos que se atreven! Carmen: muy bien por ti también, estudiando chino para facilitar el intercambio.

    Mi hijo está este año en Alemania: está integrado en su nuevo entorno, empieza a hablar en alemán, tiene nuevos amigos, juega al fútbol con el equipo local de su edad, hace natación, se va acostumbrando a comidas distintas y horarios muy diferentes… y lo principal es que está contento.
    Aquí le echamos de menos, pero tengo que decir que internet nos permite acortar distancias, bendito Skype, jejejejeje
    Cada día que pasa está adquiriendo conocimientos, valores, herramientas que le acompañarán el resto de su vida.

    Felicitaciones a todos los valientes que están lejos de los suyos, haciendo suyas a otras gentes.
    Y felicitaciones a todas las familias: sólo nos quedan unos meses para que vuelvan. Y volverán más mayores, más independientes…
    Felicidades también a las familias acogedoras, que gracias a ellos los que enviamos a nuestros hijos estamos más tranquilos.
    Y por supuesto, felicidades a todos los voluntarios y componentes de AFS.

  5. Hola Carmen, que valiente tu hijo.
    Yo también tengo un hijo fuera, está mas cerca en Alemania, pero a su vez tengo un estudiante en casa de Austria que su madre es China y en estos meses de convivencia nos ha informado
    mucho sobre la cultura China, la cual era una desconocida para nosotros y nos parece muy interesante, la verdad que es el segundo estudiante que acogemos y nos parece una
    experiencia única con la que hemos aprendido mucho.

    Saludos/ Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: