Testimonios de familias de recepción.

 “1990 cambió nuestras vidas”

Acogimos un estudiante. Fue una experiencia de compartir, enseñar y aprender a vivir con lo diferente. Nos

parecía que el idioma podía ser un obstáculo, pero no  fue así. Las ganas de aprender y de comunicarnos fueron suficiente para entendernos, nuestros hijos se abrieron al mundo, participaron, convivieron, hubo sus más y sus menos, pero lo importante es que todos aprendimos que la comunicación y la tolerancia  es la clave para resolver los pequeños conflictos que se dan con la convivencia. Después de los años y de haber sido padres interculturales en varias ocasiones, es maravilloso y muy gratificante seguir compartiendo experiencias y alegrías con los/las estudiantes, sus familias, viajar sentir la experiencia en nuestra propia piel, incluso la de ser abuelos interculturales.”

Loli González, Bilbao. (Familia anfitriona desde 1991 y voluntaria de AFS Intercultura)

“Estoy ofreciendo también a mis hijos una oportunidad única…”

“Empezamos siendo familia AFS con un programa corto; fue una experiencia tan enriquecedora que seguimos abriendo nuestro hogar cada año. Nuestro nivel económico no es alto, pero ofrecemos lo que tenemos: nuestra vivienda, honradez, mucha voluntad y amor.

 Han vivido en casa cuatro niños, tres de ellos continúan en contacto con nosotros, quieren que les visitemos y se sienten miembros de nuestra familia.

Yo, como madre, me siento muy orgullosa de haber conocido AFS Intercultura, pues creo que estoy ofreciendo también a mis hijos una oportunidad única para su desarrollo personal. Hay que vivirlo para valorararlo: cobijar en tu hogar a estos chicos  puede fomentar en tu familia valores no percibidos anteriormente. Es un privilegio ser madre para los que quieran vivir con nosotros; además siempre cuentas con la experiencia y el apoyo de ex participantes que te ayudan”.

Teresa C., Tijarafe (La Palma).
(Familia anfitriona desde el año 2004)

“Crecimos tanto juntos aquel año..”

“De repente tuve dos hijos más… Primero llegó Peaun, divino ser que vino de Tailandia carga do de toda su preciosa confianza y amor por la vida.

Después, la “extraña familia” que formamos Peaun, mis hijos y yo, creció con la llegada de Cécile, excelente pianista y amiga, de Suiza. Sus presencias nos enseñaron tanto y crecimos tanto juntos aquel año… Mi más sincero agradecimiento a ellos y a AFS Intercultura, una organización que, de verdad, ofrece intercultura.”

Pablo N., Madrid. (Familia anfitriona en 2005)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: